PRODUCTOS

AISLAMIENTOS / FIBRA DE MADERA/ FABRICANTE PIONERO

 

Primer fabricante mundial para la "Producción en Seco" de los tableros aislantes de fibra de madera.

 

La empresa alemana GUTEX, se vió obligada a invertir en una segunda línea de fabricación, para hacer frente a la demanda creciente, por un lado y ahorrar en el gasto energético y reducción de emisiones de CO2, por otro.

 

Después de muchos cálculos, investigación y diseños de producción, siempre enfocados a la mejor solución productiva y ecológica posible, se logró una línea de producción al más alto nivel tecnológico y científico. No solo se ha bajado la necesidad energética a un 60% de la línea antigua, sino que, incluso, se aprovecha el calor de la misma para el secado de la fibra en la línea nueva.

 

En esta segunda línea de fabricación se procede con un proceso innovador; el procedimiento se realiza "en seco". Se elaboran, al igual que en la línea húmeda, las fibras de madera, a partir de trozos de madera de Abeto y pícea, procedentes de las serrerías de la región, la Selva Negra, con ayuda del "procedimiento desfibrador".

 

A los tableros que se precisa impermeabilizar (Multiplex, Ultraherm, Multitherm), se les añade parafina.

 

Esta materia prima, en bruto, se seca con aire caliente, procedente de la primera línea húmeda, directamente, en un cañón de secado. A las fibras sueltas, ya secas, dentro de un circuito cerrado, se les añade un 4% de resina PUR (poliuretano de un componente libre de formaldehído), como agente aglutinante entre las fibras, que se activa, cuando en la siguiente máquina -una calibradora y prensa de densidad- se inyecta una mezcla de vapor-aire a temperatura muy alta. La resina reacciona, consiguiendo la unión de las fibras, formando un tablero semirrígido, en grosores de hasta 240 mm de una sola capa. A diferencia del procedimiento húmedo, que solo produce tableros de 20 mm, -por lo que para obtener espesores superiores, se requiere juntar múltiplos de 20 mm hasta obtener el deseado.

Finalmente, los tableros se separan en línea, se mecanizan y se prepara su embalaje final. Los restos del producto se vuelven a colocar en el ciclo de producción.

procedimiento en seco